9/7/18

Cruce de destinos. Capítulo 20



Aarón no dio crédito a lo que pasó cuando llegó a casa tras un duro día de trabajo.

—Ha llegado una carta de tu prima Valentina. No tiene remitente, así que imagino que la habrá dejado en el buzón directamente — comentó indiferente Sara mientras se pintaba las uñas de los pies.

—¿Carta? — preguntó extrañado.

—Sí. ¿Quién escribe cartas hoy en día? Es un poco rara tu prima. Guapa, pero rara.

Aarón no contestó. Algo no iba bien. ¿Por qué escribiría Valentina una carta si vivía allí? A no ser que... Cogió apresurado el sobre, que contenía algún tipo de objeto que formaba relieve en el papel. No pudo quedarse más sorprendido cuando descubrió lo que había en su interior: su copia de las llaves del piso, una nota y un fajo de billetes, el dinero que un día él le prestó. En el blanco papel sólo se leía:

Cruce de destinos. Capítulo 19


Cuando Elena llegó al comedor por la mañana, Sergio y los demás estaban ya desayunando. Sergio no la había despertado antes de irse de la habitación que compartían, pero había preparado cafés y gofres con chocolate para los dos. Marcos y Natalia no estaban. Se preguntó si verdaderamente habían pasado la noche juntos y su intuición le dijo que sí. Irene no paraba de reír y presumir de que se había acostado con alguien aquella noche. Tardó demasiado en comprender que hablaba de Marcos. Eso no podía ser. O Marcos había dejado sola a Natalia en su habitación después de consolarla o Irene estaba mintiendo. Si no mentía, a su amiga se le partiría el corazón. 

Comprendió que estaba a punto de descubrirlo cuando vio a Natalia aparecer por la puerta. Se había echado maquillaje para ocultar los moratones pero las hinchazones se notaban todavía. 

Cruce de destinos. Capítulo 18


Elena no quería sentirse demasiado fuera de lugar, así que consultó a Sergio y sus amigos si su amiga Natalia también podía apuntarse a las casas rurales. Elena se percató — aunque no era muy difícil — de cómo Marcos, un amigo de Sergio, intentaba flirtear torpemente aunque con éxito con Natalia. Y ella parecía corresponderle por las risas tímidas y las miradas cómplices, ese apartar la mirada y sonrojarse a la mínima de cambio siempre que él andaba cerca.

Pero había un problema no previsto: Irene — una amiga en común de Sergio y Aarón — competía con Natalia por la atención de Marcos. Esto era desconocido para todos, por eso Natalia no se lo esperó cuando Irene, llena de celos, se dispuso a cantarle las cuarenta una noche:

—Aléjate de Marcos.

—Ni hablar. Yo le gusto — dijo decidida.

—¿No vas a ceder ni un ápice? — espetó burlona.

—No.

—Tú lo has querido —dijo con aire amenazador.


Cruce de destinos. Capítulo 17


Las primeras impresiones son importantes. Y a Valentina, la impresión que le dio Alonso, el hermano de Sergio, no fue precisamente buena. Ya tenía una idea preconcebida de él. Había sido capaz de traicionar a su hermano por una mujer cualquiera por un simple revolcón.

Físicamente se parecía a Sergio: era alto, desgarbado, de cabellos dorados y ojos de zafiro. Sin embargo, las ropas eran muy diferentes. Mientras que Sergio vestía ropas oscuras, holgadas, de estampados militares y de bandas de rock, su hermano parecía haber salido de la mismísima Casa Real. Solía calzar zapatos de charol o carísimas zapatillas de deporte de las mejores marcas, así como polos y jerseys que marcaban sus músculos — sin tatuajes — y le hacían parecer un modelo profesional de pasarela.

Sergio había puesto mala cara cuando lo vio aparecer en la escapada de las casas rurales. Estaba claro que no lo iba a perdonar fácilmente. Y que se comiera con los ojos a Elena no lo haría más fácil. Ella se sentía incómoda todo el tiempo y trataba de evitarlo, al igual que su hermano. Ella acababa de arreglar las cosas con Sergio tras el malentendido anterior y no quería tener más problemas con él. No daba crédito al hecho de que su hermano no hubiera aprendido la lección y se le pasara por la cabeza cometer el mismo error: volver a fijarse en la novia de su propio hermano.

Por eso no se lo pudo creer cuando la encontró sola para pasar al baño y aprovechó la ocasión para acorralarla:

8/7/18

Virus

Una fábrica abandonada.
No tengo planes de emergencia.
Veo caja apiladas, antiguas.
Una vieja muñeca de trapo.
A eso ha quedado reducido.
Recuerdo las llamas.
Los enfermos vomitando sangre.
La muerte por todos los rincones.

No copies. Todos los textos de mi blog están registrados en SafeCreative.

3/7/18

Distancia

Tantas noches sin dormir,
tantos nervios,
tantas lagrimas por la desesperación,
la impotencia de aquella distancia,
que le gustaría acortar.
Tantas noches en vela pensando en sus besos
en sus caricias
sus palabras
sus promesas.
Tantos kilometros de por medio.

No copies. Todos los textos de mi blog están registrados en SafeCreative.

27/12/17

Tirado a la nada

Acabo de tirar parte de mi vida a la basura. Parte de mis recuerdos. Una parte de mi vida que recuerdo con sudor, esfuerzo, lágrimas....pero también conservo bonitos recuerdos. Amistades y recompensas. Todo forma parte de ser quien soy. Pero también hay que mirar al futuro y seguir hacia adelante. No podemos olvidar nuestro pasado, forma parte de ser quienes somos, pero tampoco podemos anclarnos a él.

No copies. Todos los textos de mi blog están registrados en SafeCreative.