27/11/15

Carta de amor

Ella es el amor de mi vida.
No quiero alejarme de ella nunca.
Jamás.
Jamás había conocido a alguien como ella.
Me fascina cada vez que veo su sonrisa alegre, transmitiéndome una alegría que yo jamás había
sentido.
Cuando contemplo su carita de niña, no me queda duda alguna de que la amo y de que jamás permitiré que le pase nada malo.
Haré lo que sea necesario para que ella sea feliz, aunque me cueste mi propia vida.
Estoy enamorado aunque me cueste creerlo.

25/11/15

Las vistas de la calle



Una chica comiendo una manzana mientras pasea a su bebé en un adorable cochecito adornado con peluches y cascabeles para el entretenimiento de la tierna criatura. Los coches siguen su rutina, unos aceleran, otros descienden la velocidad, a alguno que otro se le olvida poner el intermitente, lo que provoca que otros presionen sus bocinas enfurecidos. Dos chicas estudiantes - con mochila - se ríen hasta llegar al coche que las llevará de vuelta a casa. Un autobús en su parada, a punto de marcharse, hace una abrupta parada mientras ve un hombre que corre agitadamente hacia él. Dos jóvenes esperando pacientemente de pie en la acera bajo la sombra de un árbol, protegiéndose del sol abrasador. Un grupo de estudiantes se alejan juntos y charlando, seguramente comentando lo duras que han sido las lecciones de ese día. Las hojas de los árboles se tambalean, temerosas en sus ramas, con el miedo de su fragilidad ante la época del otoño.

20/11/15

Decepción

Es horrible el pánico que me inunda el cuerpo....
.....el escalofrío helado que recorre mi columna vertebral.
Siento que mis ojos se llenan de lágrimas...
.....como la sangre huye de mi rostro dejándolo pálido.
Mi cuerpo tiembla y una sensación poderosa lo acaba de recorrer.
La ira y la impotencia se apoderan de este cuerpo que, a veces, parece no tener alma.

16/11/15

La magia desaparecida

En ese instante me acordé de todos los momentos bonitos, los románticos.
Los días en que empezamos a salir.
Los besos.
Los pocos TE QUIERO.
El cariño que nos dábamos.
La magia del principio.
Esa que se fue perdiendo conforme pasaba el tiempo.
Esa que, al final, desapareció por completo.

13/11/15

No eres tú

El corazón se hunde, el alma se derrumba.
Sientes como los demonios se adentran en tu cuerpo para apoderarse de tu alma y controlar tu mente.
Estás poseído.
La maldad se ha apoderado y tú no puedes evitarlo.
Ni siquiera eres consciente porque tú no eres tú mismo.
No recuerdas ni tu nombre, ni quién eres, ni a quién conoces.
No eres tú.

11/11/15

Frustración

Modelo y cantante: Raquel González Córcoles.
Su videoclip lo dejo al final de la entrada. 

Se sintió desplazada. Estaba celosa, celosa de no poder ser ella. Sabía cuándo sobraba, el final de su corta historia de amor había llegado a su fin. No dijo nada. Se limitó a darse media vuelta y marcharse. No podía quedarse contemplando toda aquella felicidad ni formar parte de ella. Justo en aquel instante le miró como si ya la hubiera dejado, como si ya no fuera su novio. Lo miró, echándolo de menos. Nadie se dio cuenta de que se había marchado.

8/11/15

Tacones en el campo

Ella era feliz. Su amor iba junto a ella, su hombre. Quiso arreglarse para una fiesta, y a causa de la borrachera, acabó en el campo. Puede que tuviera demasiado alcohol en las venas, pero ella sabía lo que hacía. No se quitó los tacones, prefirió caminar y caminar por la gravilla, y más adelante por la tierra, incluso se atrevió a subirse a algunas rocas levantadas del suelo. No paraba de hacer tonterías, y a medianoche se encontró por fin descalza, en medio de la carretera. Se tumbó sobre el frío asfalto y esperó que se hiciera de día.



5/11/15

Preocupación

La chica estaba preocupada
Sin saber el porqué.
Será por aquel libro sin terminar.  
Por las interminables hojas
que le quedaban por estudiar.
Tal vez por una fiesta,
en la que no le apetecía estar.
Por una habitación sin ordenar.
Llena de trastos que quitar
Y polvo que limpiar.

3/11/15

El dulce tintineo de la sencillez



Sobre la encimera de ladrillo de la chimenea, se posaban dos cisnes dorados, un jarrón de flores secas y dos figuras de cobre de dos grotescos niños. La casa estaba decorada con numerosos cuadros pintados a mano. Los cristalitos con los cuales se componía la lámpara, tocaban un dulce tintineo al contacto. El hueco que había bajo la escalera de madera se llenaba con un sofá de distintos bordados, tres cojines, varios cuadros y una mecedora.