1/3/17

Simplemente ella


La observó completamente absorto. Era simplemente preciosa. Una esbelta silueta con curvas se adivinaba bajo una camisa roja y negra a cuadros que ella llevaba remangada a causa del calor y unos pantalones (de pitillo) vaqueros con algunos rotos e hilos sueltos al más puro estilo grunge. La camiseta negra de tirantes que llevaba a complemento de la camisa a cuadros, dejaba notar sus turgentes pechos, así como su pálida piel. Los finísimos dedos de sus delicadas y diminutas manos sostenían un bolígrafo azul con el cual escribía sobre la libreta estampada de rayas y cuadros que siempre llevaba metida en su bolso. Sin embargo, tenía las uñas mordidas, una costumbre de la cual no lograba zafarse y de la que daba inconscientemente muestras de avergonzarse, tapándose las manos con las mangas de las blusas. Las curvas de las que ella se quejaba constantemente a él no podían parecerle más sensuales. Su pelo lacio y  oscuro le caía en cascada por la espalda y a ambos lados de su angelical rostro. Era, simplemente perfecta. Simplemente ella.

No copies. Todos los textos de mi blog están registrados en SafeCreative.

No hay comentarios:

Publicar un comentario